Javier R Casado

WE ARE SORRY TO INFORM YOU / YOU ARE FREE NOW | Javier R. Casado

FUERA DE LUGAR | Iglesia de Las Francesas (Valladolid)

13 enero al 12 febrero 2023


Retomando un tema que he tratado en otras ocasiones, relativo a la emergencia o juventud artística, sus límites temporales preestablecidos, la burocratización de las prácticas y la concepción del éxito basado en el reconocimiento, planteo la realización de dos lienzos colgantes, uno de ellos manchado a través del frotado de plantas consideradas maleza, en cuya superficie se inscriben las frasesWe are sorry to inform you[Lamentamos comunicarle] y “you are free now” [ya eres libre], respectivamente. La pieza hace referencia a la situación de deriva que para casi cualquier artista comienza a partir de los 35 años, edad que marca una pretendida adultez o madurez en su práctica. El final de las oportunidades de presentarse a convocatorias de producción y reconocimiento de la trayectoria como paso previo a un supuesto asentamiento de esta* inaugura, en el mejor de los casos***, un periodo de incertidumbre, si bien ya sin algunos de los grandes condicionantes que hoy afectan a las prácticas artísticas, señalados previamente. Con esta propuesta continúo una línea de investigación iniciada hace años, centrada en el sostenimiento de un quehacer artístico hasta cierto punto autosuficiente, menos burocratizado, menos condicionado por los sistemas de validación institucionales y más centrado en el hacer como condición de suficiencia. Se trata, en definitiva, de devolverle a la figura del artista la capacidad de hablar por sí mismo con independencia de cualquier figura mediadora, algo que, a mi entender, se fomenta desde Néxodos.
Las dos telas cuelgan sobre la reja del coro (lugar para la voz), una a cada lado de la puerta. La tela izquierda lleva inscrita, en letras regulares y centradas (de modo que se acentúe su carácter ordenado, formal y profesional), la frase “We are sorry to inform you”. La tela derecha, contrapunto de la otra, ha sido manchada en su parte central con maleza frotada en un gesto desordenado, desplazando a los márgenes las palabras que conforman la frase “you are free now”. Esta mancha vegetal podría evocar las marcas que quedan en la ropa de les niñes tras un rato despreocupado de juego (esa actividad a menudo considerada marginal e irrelevante por improductiva, pero que está en el centro de la creatividad y de la construcción de mundos y comunidades).
Por la naturaleza orgánica de los materiales empleados en la tela derecha, es de esperar que la pieza se deteriore con rapidez, al igual que esa supuesta libertad alcanzada, la cual conlleva resistencia, desgaste y precariedad y es dependiente de muy diversos factores. En efecto, los objetos son acontecimientos lentos, pero los hay más rápidos que otros. El mensaje “We are sorry to inform you” se hace, así, más duradero, rotundo y visible.
*Tomo la maleza como representativa de lo inservible o inútil desde la óptica productivista. La condición de maleza la determinan, principalmente, el contexto y la función: se llama así a toda planta que crece donde no debe, es decir, que entorpece el ritmo productivo, que ocupa un espacio que podría aprovecharse de maneras más útiles o que amenaza al funcionamiento normal de un sistema que debe mantenerse en continuo movimiento y crecimiento; pero también se la llama así debido a la dificultad para domesticarla. En consecuencia, la maleza está relegada a los márgenes y crece libre en los bordes de los caminos, en los intersticios y las grietas, en lugares desatendidos y desocupados, aunque no deja de hacer acto de presencia en aquellas áreas consagradas a la utilidad y al rendimiento. No estar donde se debería y no realizar aportes significativos en términos de productividad y de eficiencia resultan en una inadecuación que obliga a redefinir qué posición se ocupa en un sistema que otorga valor en función de esos criterios.
**Convocatorias que, actualmente, constituyen la vía hegemónica de acceso y que, a menudo, marcan la pauta a seguir en función de intereses mercantiles o institucionales (razón por la cual las frases de las telas están escritas en inglés, el idioma internacional y normalizado del sistema del arte).
***En el peor de los casos, lo que se da es la certeza de la interrupción definitiva de la actividad artística (profesional o no). Hay que tener en cuenta que esta se sitúa, por lo general, en un marco privilegiado y de no fácil acceso. Llegar a profesionalizarse supone, para algunes artistas, lograr salir de unas condiciones materiales poco benévolas; pero, antes de eso, deben superar otras barreras como la de la formación académica o la aceptación desde la óptica occidental hegemónica. En realidad, nadie tiene oportunidades infinitas, pero hay quienes, si acaso, tan solo tienen una. En cualquier caso, mi interés se sitúa en los estados de suspensión y en la esfera de lo contingente, donde las cosas (en este caso, una práctica artística cualquiera) pueden ser o no ser, indistintamente. De esto trata esta propuesta, en esencia.

Javier R Casado

Bio | Palencia, 1985 | Doctor en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid. En los últimos años ha dedicado parte de su actividad a explorar formas de suspensión, improductividad, impermanencia y acción mínima a través de gestos ínfimos realizados en entornos específicos. Ha impartido diversos talleres y ponencias (PhotoEspaña, Medialab Prado, C. C. de España en La Paz, Facultades de Bellas Artes de la UCM y la UCLM, Sociedade Nacional de Belas-Artes de Lisboa, Centro de arte Complutense), y colaborado en diferentes proyectos artísticos y de investigación. Muestras de estos se han desarrollado en lugares como la galería Paula Alonso, la Sala de Arte Joven de la Comunidad de Madrid, Espacio Menosuno, Off Limits, Espositivo, Espacio de proyectos Sant Pere, el Museo Emilio Caraffa, el C. C. de España en Buenos Aires o el Canal de Isabel II, además de en otros muchos sin nombre propio. | https://javierrcasado.tumblr.com/ |